domingo, 10 de febrero de 2008

Economía

3. ECONOMÍA.
La economía de la comunidad de Chicahuaxtla así como de otros pueblos Trikis de la región alta, se sustenta en actividades agropecuarias y en el empleo público. Dentro de las actividades agrícolas se encuentra el cultivo de los productos básicos como el maíz, fríjol y calabaza. Esta producción tiene la finalidad de apoyar el autoconsumo familiar y no de comercialización. Contrariamente, estos productos básicos no son suficientes para satisfacer las necesidades de los Trikis lo que provoca que sea común y necesario la compra del maíz y el fríjol de la empresa DICONSA.
Las actividades pecuarias se sustentan en la cría y cuidado de animales menores como el chivo, el borrego y la cría de la gallina criolla. Todos ellos con el fin de apoyar la economía familiar aunque cabe resaltar que las cabezas son cantidades menores de un promedio de 10 entre los cuidadores. Estos animales domésticos se comercializan en un proceso de compraventa en el mercado de Chicahuaxtla en los días lunes, en algunas otras ocasiones sirven de alimento a las familias. También se realiza el cuidado del ganado vacuno con la finalidad de ser herramienta de trabajo que permite arar la tierra para el cultivo.
Tanto la actividad agrícola como pecuaria no son suficientes por si misma para satisfacer las necesidades básicas de sobrevivencia, pues debido a la geografía su producción se da a un nivel micro. Esto genera el famoso fenómeno de la migración de los padres, hijos, jóvenes y en muchos casos de familias enteras para tratar de obtener los recursos capitales que permitan llevar una vida más favorable, convirtiendo así a la migración como otra fuente de ingreso económico que de alguna manera cubre algunas necesidades de las familias pero no es suficiente para una mejor vida desde la perspectiva capitalista.
Otra actividad económica importante dentro del pueblo de Chicahuaxtla está basada en actividades de empleo público en donde tiene participación principalmente maestros, doctores, y otros profesionales en diversos campos de trabajo pero representa una proporción menor de la población activa. Aún así, existen muchas familias Trikis que padecen severamente las consecuencias de los procesos de globalización económica puesto que no cuenta con los recursos económicos suficientes para vivir dignamente, lo que repercute notablemente en la educación de los hijos en el sentido de la falta de una alimentación y vestido adecuado.
Fidel Hernández Mendoza